Manzana Fuji

1,98 €
Impuestos incluidos

Origen: La Rioja

Se vende al peso (3,95€ Kg.)

Peso
Cantidad

Valoración nutricional

La manzana aporta hidratos de carbono fundamentalmente en forma de azúcares como fructosa, glucosa y sacarosa, y contiene cantidades apreciables de fibra, tanto soluble como insoluble, siendo esta última la más abundante.

Las manzanas aportan cantidades importantes de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y prociaciadinas. Entre los primeros, el más abundante en esta fruta es la quercetina, aunque también presenta cantidades menores de kaempferol e isorhametina. Por último, las manzanas aportan cantidades importantes de procianidinas, compuestos con una potente actividad antioxidante

Contienen también dihidroxichalconas (como la floretina que está presente en su forma glucosídica denominada floridzina), un tipo de flavonoides que se encuentran exclusivamente en las manzanas y sus derivados. Se localizan fundamentalmente en la piel de estas frutas aunque también en la pulpa (la concentración de estas sustancias depende de la variedad de manzana de que se trate).

En su composición presentan ácidos orgánicos como el cafeico, p-cumárico, clorogénico, ferúlico, cítrico, málico y ursólico.

Beneficios para la salud

Protección ósea. Investigadores franceses descubrieron que un flavonoide llamado phloridzin que sólo se encuentra en las manzanas puede proteger a las mujeres posmenopáusicas de la osteoporosis y también puede aumentar la densidad ósea. El boro, otro ingrediente de las manzanas, también fortalece los huesos.

Ayuda contra el asma. Un estudio reciente muestra que los niños con asma que bebían zumo de manzana a diario sufrían menos sibilancias que los niños que sólo bebían zumo de manzana una vez al mes. Otro estudio demostró que los niños nacidos de mujeres que comen muchas manzanas durante el embarazo tienen menos índices de asma que los niños cuyas madres comieron pocas manzanas.

Prevención del Alzheimer. Un estudio realizado en ratones por la Universidad de Cornell descubrió que la quercetina de las manzanas puede proteger las células cerebrales del tipo de daño causado por los radicales libres que puede provocar la enfermedad de Alzheimer.

Reduce el colesterol. La pectina de las manzanas reduce el colesterol LDL ("malo"). Las personas que comen dos manzanas al día pueden reducir su colesterol hasta un 16%.

Prevención del cáncer de pulmón. Según un estudio realizado con 10.000 personas, las que comían más manzanas tenían un 50% menos de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Los investigadores creen que esto se debe a los altos niveles de los flavonoides quercetina y naringina en las manzanas.

Prevención del cáncer de mama. Un estudio de la Universidad de Cornell descubrió que las ratas que comían una manzana al día reducían su riesgo de cáncer de mama en un 17 por ciento. Las ratas alimentadas con tres manzanas al día redujeron su riesgo en un 39 por ciento y las alimentadas con seis manzanas al día redujeron su riesgo en un 44 por ciento.

Prevención del cáncer de colon. Un estudio descubrió que las ratas alimentadas con un extracto de la piel de la manzana tenían un 43 por ciento menos de riesgo de padecer cáncer de colon. Otras investigaciones muestran que la pectina de las manzanas reduce el riesgo de cáncer de colon y ayuda a mantener un tracto digestivo saludable.

Prevención del cáncer de hígado. Una investigación descubrió que las ratas alimentadas con un extracto de piel de manzana tenían un 57% menos de riesgo de padecer cáncer de hígado.

Control de la diabetes. La pectina de las manzanas aporta ácido galacturónico al organismo, lo que reduce la necesidad de insulina del cuerpo y puede ayudar a controlar la diabetes.

Pérdida de peso. Un estudio brasileño descubrió que las mujeres que comían tres manzanas o peras al día perdían más peso mientras hacían dieta que las mujeres que no comían fruta mientras hacían dieta.

0044

Referencias específicas

También podría interesarle