Frambuesa Sweet

3,50 €
Impuestos incluidos

Origen: Huelva

Bandeja de 170 gr. 

Cantidad

Valoración nutricional

Las frambuesas contienen un porcentaje moderado de hidratos de carbono, mientras que su contenido en lípidos, al igual que su valor energético es bastante escaso. Dentro de las frutas, la frambuesa destaca por su alto contenido en fibra. Así mismo, es fuente de vitamina C y folatos. Una ración de frambuesas aporta el 80% de las ingestas diarias recomendadas de esta vitamina C.

En las frambuesas, cabe destacar, además, su alto contenido en compuestos fenólicos (monofenoles, polifenoles y flavonoides) entre los que se encuentran las antocianinas, cianidinas, elagitaninos, ácido elágico e hidroxicinamatos, que junto a la vitamina C, confieren a este alimento una gran capacidad antioxidante. La vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos, cartílagos y encías. Los folatos contribuyen al proceso de división celular.

Su contenido en fibra y ácidos orgánicos (ácido cítrico, cafeico, málico y salicílico), hace que las frambuesas sean un buen estimulante del peristaltismo intestinal, por lo que son eficaces en caso de estreñimiento.

Beneficios para la salud

Al ser ricas en antioxidantes, las frambuesas ayudan a neutralizar los radicales libres en el cuerpo y, por lo tanto, previenen el daño a las membranas celulares y otras estructuras.

Las frambuesas pueden frenar la proliferación de células cancerosas e incluso la formación de tumores en varias partes del cuerpo, incluido el colon.

Se ha observado que el consumo diario de 3 o más raciones de frambuesa reduce el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), la principal causa de pérdida de visión en los adultos mayores.

Se ha comprobado que las antocianinas presentes en la frambuesa reducen el riesgo de enfermedades cardíacas y también retrasan los efectos del envejecimiento.

La presencia de ácido salicílico en las frambuesas podría retrasar la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).

La frambuesa es una buena fuente de quercetina, un antioxidante que disminuye la liberación de histaminas y, por tanto, minimiza las reacciones alérgicas.

El manganeso y la vitamina C, dos nutrientes antioxidantes presentes en las frambuesas, ayudan a proteger los tejidos del organismo de los daños provocados por el oxígeno.

La frambuesa es una de las pocas frutas cuyo consumo no tendría mucho efecto en los niveles de azúcar en sangre del organismo.

Las investigaciones han demostrado que el consumo regular de frambuesa es bueno para quienes sufren inflamación y dolor.

0018

Referencias específicas

También podría interesarle